Una línea de tiempo del vapeo

Una Línea del Tiempo del vapeo
Foto: iStock

La historia del vapeo inició gracias a la creatividad y las manos del farmacéutico chino Hon Lik al principio de la década de 2000. Pero como todo, el vapeo también tiene su prehistoria. Esta línea de tiempo no busca explicar todas las etapas del vapeo, sino que registra momentos claves y sobresalientes de esta tecnología disruptiva que llegó para quedarse y salvar vidas. 

1927

Joseph Robinson presenta la patente de un “vaporizador eléctrico” (no necesariamente para el consumo de nicotina).

1963

Herbert A. Gilbert registra la patente de un “cigarrillo sin humo y sin tabaco”, que se asemeja al cigarrillo electrónico moderno, con batería, fuente de calor y cartucho de sabor (sin nicotina). Nunca se comercializó.

1979

Phil Ray, uno de los pioneros de las computadoras, y el médico Norman Jacobson hicieron la primera investigación formal conocida sobre la liberación de nicotina. Ray trató de comercializar un producto similar a un cigarrillo electrónico. Aunque el dispositivo falló comercialmente, los inventores contribuyeron a la terminología: fueron los primeros en utilizar el verbo “vape”.

1985-1999

Empresas tabacaleras e inventores individuales han registrado numerosas patentes de dispositivos de liberación de nicotina a lo largo de las décadas de 1980 y 1990, pero los dispositivos no han sido comercializados. Los de Favor (1985), Premier (tabaco calentado de R. J. Reynolds en 1988) y Accord (tabaco calentado de Phillip Morris en 1998) son algunos ejemplos.

2001-2003

Aparece el cigarrillo electrónico moderno. En Beijing, Hon Lik, un farmacéutico y fumador de 52 años, realiza experimentos de vaporización por ultrasonidos y, posteriormente, un método piezoeléctrico de vaporización de nicotina.

En 2003 Golden Dragon Holdings, la empresa para la que trabajaba Lik, lanzó el dispositivo Ruyan, que significa “como humo”. Según los informes, Lik creó el dispositivo después de que su padre, también fumador empedernido, muriera de cáncer de pulmón.

2006

Se introducen los primeros cigarrillos electrónicos en los mercados de Europa y Norteamérica.

2008

En un estudio financiado por Ruyan, Health New Zealand realiza un análisis cuantitativo detallado y concluye que los carcinógenos y las toxinas están presentes en estos dispositivos solo por debajo de niveles peligrosos. Según los resultados, el cigarrillo electrónico se considera –en varios órdenes de magnitud (de 100 a 1.000 veces)– menos peligroso que fumar cigarrillos de tabaco. La dosis de nicotina es comparable a la de un inhalador de nicotina médico. En general, el producto probado se consideró una “alternativa segura a fumar”.

Ese mismo año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara que no considera a los cigarrillos electrónicos una ayuda legítima para dejar de fumar.

Ya en este momento los consumidores están empezando a inventar formas de personalizar los dispositivos. Aparece la segunda generación de dispositivos, con sistemas de tanque y atomizador.

2009

Mientras que los países más desarrollados promueven discusiones públicas y regulación para los cigarrillos electrónicos, en países como Brasil, Uruguay y México empiezan las prohibiciones a la venta, la importación y la publicidad.

En octubre, se funda en EE.UU. la primera organización de consumidores: Asociación de Defensores de los Consumidores para Alternativas Libres de Humo (CASAA).

Este año se lanzan los dispositivos eGo, con componentes intercambiables, lo que impulsaría la popularización de estos dispositivos.

2011

Se publica un estudio en el American Journal of Preventive Medicine que informa que los cigarrillos electrónicos son una herramienta prometedora para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. La razón es que producen tasas de abstinencia más altas (de seis meses), mayores que con los productos tradicionales de reemplazo de nicotina.

Otro estudio, publicado en la revista “Addiction”, proporciona evidencia de que muchos fumadores están utilizando con éxito los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar o reducir sustancialmente la cantidad de cigarrillos que consumen. Muchos exfumadores se mantienen sin fumar.

Los resultados del primer ensayo clínico de los cigarrillos electrónicos, publicados en la revista BMC Public Health, sugieren que pueden ser más efectivos que los productos tradicionales para dejar de fumar, particularmente entre fumadores que no están motivados para dejar de fumar.

2012

Aproximadamente 200 de los cerca de 1,2 millones de consumidores de cigarrillos electrónicos de Alemania protestan pacíficamente en Düsseldorf contra “las mentiras y la desinformación promovida por la prensa” y los ataques de la policía a las tiendas de e-líquidos y cigarrillos electrónicos.

2013

Al ver la popularización de los cigarros electrónicos, el potencial de la pequeña industria emergente constituida por los propios usuarios y la disminución de consumidores, la industria tabacalera busca posicionarse en el mercado. BAT lanza Vype, Imperial Tobacco adquiere las patentes Hon Lik, Altria compra Green Smoke y Reynolds lanza Vuse.

2014

El 27 y 28 de junio se realiza en Varsovia, Polonia, la primera edición del Foro Global sobre Nicotina (FGN), un evento anual acerca del papel de los productos de nicotina más seguros que ayudan a las personas a dejar de fumar. Dichos productos incluyen cigarrillos electrónicos (vaporizadores), tabacos orales (como el snus sueco) y productos de tabaco calentado. Esta es la única conferencia internacional que reúne ciencia, tecnología y política dirigidas a la sociedad civil y a los consumidores.

El Dr. Igor Burstyn publica en BMC Public Health el estudio “Mirando a través de la niebla: revisión sistemática de lo que nos dice la química de los contaminantes en los cigarrillos electrónicos sobre los riesgos para la salud”. Al revisar más de 9.000 observaciones sobre la química de vapor y líquidos en los cigarrillos electrónicos, Burstyn determinó que los niveles de contaminantes a los que están expuestos los usuarios de cigarrillos electrónicos son insignificantes, muy por debajo de los niveles que plantearían algún riesgo para la salud, y que no hay riesgo pasivo.

Philip Morris International lanza IQOS.

2015

Public Health England anuncia el primero de sus cuatro informes especializados donde concluye que los cigarrillos electrónicos son significativamente menos dañinos para la salud que fumar y que tienen el potencial de ayudar a los fumadores a dejar de fumar. Esta publicación hizo la famosa afirmación de que “los cigarrillos electrónicos son un 95% menos dañinos que los cigarrillos convencionales”.

2016

El Royal College of Physicians (Reino Unido) publica un informe de 200 páginas titulado “Nicotina sin humo: reducción de daños por fumar“. Allí examina la ciencia, las políticas públicas, la regulación y la ética que rodean a los cigarrillos electrónicos y otras fuentes de nicotina que no lo hacen. Igualmente, se abordan controversias y malentendidos al respecto con conclusiones basadas en la evidencia más reciente disponible. El informe señala que “[los fumadores] pueden sentirse tranquilos y se les debe animar a que se cambien a cigarrillos electrónicos, y el público puede estar seguro de que los cigarrillos electrónicos son mucho más seguros que fumar”.

Un comerciante de 25 años de Mohali (Punjab, India) es condenado a tres años de prisión por vender cigarrillos electrónicos, ya que violaba la Ley de Cigarrillos y Otros Productos de Tabaco (COTPA).

En mayo se estrena el documental “A Billion Lives” en el Festival de Cine Doc Edge 2016 en Nueva Zelanda.

2017

En junio se forma la Red Internacional de Organizaciones de Consumidores de Nicotina (INNCO), que agrupa a más de 30 organizaciones nacionales de todos los continentes.

2018

El director de la FDA, Scott Gottlieb, emite un comunicado en el que califica el vapeo de adolescentes como una “epidemia” en los EE. UU. e insta a la industria del vapeo a abordar el problema o arriesgarse a que sus productos con sabor sean retirados del mercado. La declaración repercute en todo el mundo.

2019

El 13 de marzo la FDA (EE.UU.) restringe la venta de productos de tabaco aromatizados, incluidos los dispositivos de vapeo, en tiendas de conveniencia, gasolineras y farmacias. Ordena que todos los fabricantes de productos de vapeo envíen solicitudes que demuestren que sus productos cumplen con las regulaciones actuales antes del 9 de agosto de 2021.

El 3 de abril la FDA anuncia una investigación sobre el posible vínculo entre las convulsiones y el vapeo, especialmente en jóvenes y adultos jóvenes. 

En julio, también en los EE.UU., se conoce el primer caso de muerte debido a una lesión pulmonar (denominada EVALI), que inicialmente se atribuye el vapeo. En septiembre se anuncia que ha habido 800 casos y 70 muertes en 46 estados. Por primera vez funcionarios federales de salud encuentran al culpable de las enfermedades respiratorias graves y de las muertes: se ha encontrado acetato de vitamina E, un aceite no soluble derivado de la vitamina E, en muestras de líquidos de THC provenientes del mercado ilegal. Sin embargo, la propaganda antivapeo ya se había expandido por el mundo. 

2020

El 28 de febrero se crea la primera organización iberoamericana de reducción de daños del tabaquismo: ARDT Iberoamérica. Esta está conformada por asociaciones de usuarios de España, México, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Chile, Brasil, Argentina y Paraguay quienes se organizan para defender el uso y comercialización de los productos de administración de nicotina como alternativa de reducción de daños del tabaquismo en cada uno de sus países y en la región.

En medio de la pandemia del SARS-CoV-2 y la enfermedad de la COVID-19, la desinformación y los ataques al vapeo se incrementan. Diversos científicos buscan estudiar y aclarar el tema. En marzo, los doctores Carmen Escrig, de la Universidad Autónoma de Madrid, y Roberto Sussman, de la Universidad Nacional Autónoma de México, presentan un importante artículo con información técnica para los consumidores que se actualiza a lo largo del año según surgen nuevas evidencias.

El 30 de noviembre, en la tercera Cumbre Científica sobre Reducción de Daños del Tabaco, se anunció la fundación de la Asociación Internacional para el Control del Tabaquismo y la Reducción de Daños’ (SCOHRE por sus siglas en inglés). Entre sus fundadores están el profesor David T. Sweanor, el Dr. Konstantinos Farsalinos, el Dr. Heino Stöver, el Dr. Karl Lund y el profesor Karl Fagerstrom.


Este artículo lo produjo el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here