Michael Landl habla sobre la Alianza Mundial del Vapeo

Foto: Michael Landl

¿Qué podemos hacer los consumidores, ciudadanos comunes y corrientes, para conseguir una regulación adecuada del vapeo? Esta entrevista con Michael Landl, nuevo coordinador de la Alianza Mundial de Vapeadores, nos da algunas pistas.

El nuevo coordinador de la Alianza Mundial de Vapeadores (WVA por sus siglas en inglés) es el austríaco Michael Landl. La Alianza tiene sede en Viena, también opera en Bruselas y está en constante contacto con sus socios en todo el mundo. Landl, por su parte, es un vapeador apasionado y un competente profesional en el ámbito de las políticas públicas. Trabajó con varias organizaciones políticas y también en el Parlamento alemán, y está encantado de llevar esta experiencia a la red de WVA y a la comunidad de vapeo en general.  

Vaping Today: En un escenario mundial tan heterogéneo y con países de diferentes complejidades en relación con el vapeo, ¿qué motivó la creación de la Alianza Mundial de Vapeadores y cómo pretende actuar a nivel mundial? Cuéntenos cómo se produjo.

Michael Landl: La Alianza Mundial de Vapeadores se lanzó en mayo de 2020. Amplificamos la voz de los apasionados vapeadores alrededor del mundo y los capacitamos para hacer una diferencia para sus comunidades. La WVA se construyó a partir del deseo de que los vapeadores se unan, y la alianza ya tiene 17 organizaciones asociadas desde Chile a Canadá, Polonia, Kenia, Australia, y en todos los lugares intermedios. Nuestros principales objetivos son asegurar que nuestras voces se escuchen, combatir la desinformación y asegurar que las regulaciones sean redactadas con los intereses de los voceros en el corazón. Para lograrlo, apoyamos a nuestros asociados con nuestras redes políticas y de medios de comunicación, proporcionando materiales y recursos para ayudar a las campañas en todo el mundo y compartiendo investigaciones, información y mejores prácticas para permitir el activismo de los vapeadores.

VT: ¿Cuál es exactamente la posición y el papel del consumidor en la sociedad de consumo de principios del siglo XXI?

ML: A menudo se subestima el poder en manos de los consumidores. Nuestras decisiones de gasto cotidiano tienen una gran influencia en la forma de nuestras economías de mercado. Pero en el siglo XXI nosotros como consumidores también tenemos la oportunidad de alzar nuestras voces de diferentes maneras. Piensen en cómo los medios sociales hicieron posible el establecimiento de nuevas comunidades en todos los países. Esto también es una gran ventaja para la comunidad vapeadora, porque hoy en día podemos hacer que nuestras voces se escuchen en la sociedad y la política y ese es uno de los principales objetivos de la Alianza Mundial de Vapeadores.

VT: ¿Cómo ve el actual escenario de dos grandes mercados: los EE.UU. con el PMTA y Europa con la TPD2?

ML: Que de todos los países los Estados Unidos se quebranten con el vapeo de una manera tan dura es muy desafortunado. Parece pasar de la tierra de la libertad a la tierra de la sobrerregulación y el paternalismo. Todavía no puedo creer que los legisladores se arriesguen a una crisis de salud pública y a poner a miles de personas en la quiebra. Menos opciones y acceso a los productos de vapeo harán que los vapeadores vuelvan a fumar, lo que es contrario a todos los objetivos de salud pública.

En Europa, la Unión Europea lanzará a finales de este año el “Plan de la UE para combatir el cáncer”, en el que se esboza una estrategia europea para combatir el cáncer. Se trata de una oportunidad fantástica para introducir el vapeo como una medida eficaz para ayudar a millones de fumadores a dejar de fumar y reducir una de las principales causas de cáncer en Europa: el tabaquismo. Por lo tanto, la semana pasada comenzamos nuestra campaña APOYA AL VAPEO A VENCER EL CANCER, para intentar presionar a los legisladores desde la comunidad. Si la Unión Europea incluye el concepto de reducción de daños –incluyendo el vapeo– en el plan sería un gran precedente para cualquier revisión de la Directiva de Productos de Tabaco.

VT: ¿Por qué, en su opinión, en varios países, especialmente en América Latina, la ley es tan inerte en relación con los derechos de los consumidores de nicotina?

ML: El principal problema es la ola de desinformación en la sociedad en general, pero en la política en particular, y esto es en todos los países muy similar. Por eso todos los políticos del mundo deben combatir esta desinformación dondequiera que puedan. Por lo tanto, estamos encantados de ver iniciativas como la campaña para la inclusión del concepto de reducción de daños en la lucha contra el tabaquismo, así como el reconocimiento y la aplicación de los derechos de los consumidores vapeadores adultos en Iberoamérica. Organizaciones como las Asovape y ARDT IBEROAMÉRICA están haciendo un gran trabajo y tratamos de apoyar lo más posible.

VT: Las relaciones de consumo y las actividades económicas de mercado deben ser reguladas por el Estado. Cuando guarda silencio, no dialoga o cuando interviene formalmente solo burocráticamente con la prohibición, ¿cómo defender a los consumidores del inevitable y creciente mercado ilícito que genera esta acción del Estado?

ML: Esto está relacionado con lo que he dicho antes. Si bien, por ejemplo, las prohibiciones de los sabores son sin duda bien intencionadas, tienen resultados desastrosos, porque crearán mercados negros y harán que los vándalos vuelvan a fumar. Como la Alianza Mundial de Vapeadores intentamos informar a los reguladores sobre las malas consecuencias de esas leyes en tantos parlamentos como sea posible en todo el mundo. Por ejemplo, publicamos un documento de investigación sobre esto llamado “Por qué los sabores importan”. La legislación sobre el vapeo debe tener en cuenta los hechos de la cesación del hábito de fumar y la reducción de los daños con la ayuda del vapeo. Instamos a los legisladores de todo el mundo a que se opongan a la aplicación generalizada de esas reglamentaciones adversas. Las buenas intenciones en sí mismas no son suficientes, pero los buenos resultados sí lo son. Pero para tener éxito, necesitamos el apoyo de todos los vapeadores. Como dije antes, los consumidores tienen hoy un gran poder, por lo que necesitamos levantarnos contra las malas leyes como esta, alzar la voz y defendernos.

VT: ¿Y cómo combatir el prohibicionismo, el lobby antagónico y la desinformación?

ML: Con mucha paciencia (risas). Necesitamos combatir la desinformación con un lenguaje claro y simple para aclarar los hechos. Por eso Vaping Today es un gran proyecto. Necesitamos más iniciativas como esta. Además, los vapeadores necesitan reunirse y aprender unos de otros. Todos estos increíbles grupos de consumidores de vapeo en América Latina son un buen ejemplo de lo que una buena asociación y colaboración a través de las fronteras puede hacer. Hay tantos grupos grandes y activos aquí, y eso me hace muy optimista sobre el futuro del vapeo en la región.

VT: ¿Cree usted que la autorregulación del mercado ilegal es posible a través de la organización y la conciencia de los consumidores?

ML: Todos sabemos que los mercados ilegales son muy peligrosos y queremos que la gente se mantenga alejada de ellos. Desafortunadamente, muchas de las regulaciones tienen el efecto contrario y llevan a la gente hacia ellos. La prohibición nunca funcionó en la historia y siempre creó mercados negros. Así que obviamente necesitamos reglas claras y sencillas sobre quién puede usar los productos de vapeo y cómo deben fabricarse. Todos los vapeadores estarán de acuerdo con esto. Pero lo que no necesitamos son regulaciones paternalistas y mal informadas para los adultos. 

VT: ¿Quiénes son los enemigos de los productos de reducción de daños, como el vapeo?

ML: No me gusta pensar en términos como ese. Creo que lo que vemos es una coalición entre dos grupos muy diferentes. En economía este concepto se llama “contrabandistas y bautistas”. Los contrabandistas se benefician de las duras regulaciones de vapeo o de las prohibiciones directas, y los bautistas no quieren ver el vapeo por razones morales.

Los primeros, los contrabandistas, son un amplio abanico de personas: agencias gubernamentales de salud, organizaciones no gubernamentales de salud, competidores… ven que las tasas de fumadores caen a un ritmo nunca antes visto y tienen miedo de perder su razón de ser: la lucha contra el tabaquismo. Los contrabandistas tienen miedo de que el vapeo haga lo que ellos no pudieron hacer. Por último, los bautistas, son los que solo pueden aceptar un “enfoque de cero tolerancia”, que no está funcionando. En lugar de poner soluciones prácticas en el centro de la escena, siguen sus objetivos idealizados sin importar qué.

VT: ¿Qué estrategias posibles hay para combatirlos?

ML: La reducción de daños ha demostrado ser efectiva y es aceptada en muchos campos. El vapeo es un 95% menos dañino que el tabaco, y en países como el Reino Unido, Canadá o Nueva Zelanda el concepto de reducción de daños ya está aceptado en la lucha contra el tabaco. Así que hay luz al final del túnel. Por lo tanto, todos debemos alzar la voz, combatir la desinformación siempre que podamos y buscar el diálogo con los responsables de la toma de decisiones a todos los niveles para lograr lo mismo en otros países. Una forma de hacerlo es convertirse en miembro de la Alianza Mundial de Vapeadores. ¡Así que sigamos luchando por nuestro derecho a vapear!


Este artículo lo produjo el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here