Expertos acusan a la OMS de ser utilizada por sus donantes

Expertos acusan a la OMS de ser utilizada por sus donantes
Foto: elperiodico.com

Durante el seminario Voices4Vape, realizado el 26 de septiembre, asociaciones de consumidores acusaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de ser utilizada por grandes compañías farmacéuticas, fundaciones benéficas financiadas por multimillonarios y compañías tabacaleras controladas por diferentes países. Le atribuyeron la responsabilidad de perpetuar el comercio de cigarros, de sostener la prohibición a las alternativas menos dañinas y de impulsar el mercado negro. Con esto más de mil millones de fumadores habrían quedado expuestos a graves riesgos para su salud derivados del tabaquismo.

El webinar Voices4Vape lo organizó la Coalición de Defensores de la Reducción de Daños del Tabaco de Asia Pacífico (CAPHRA por sus siglas en inglés) y contó con profesionales de salud pública, científicos, profesionales en leyes, miembros parlamentarios y analistas políticos de diversos países (ver nota anterior). 

Durante el webinar, expertos en control del tabaco, políticas de salud pública, políticas gubernamentales y en la industria independiente del vapeo pidieron a la OMS que adoptara la reducción del daño del tabaco como una estrategia para abordar la epidemia de tabaquismo que mata 20.000 fumadores al día.

¿Qué dijeron los panelistas?

En su panel, Samrat Chowdhery, presidente de la Asociación de Vapeadores de India, habló sobre “El papel de los consumidores en la formulación de políticas”. Samrat dijo que, si bien la OMS pronosticaba que la cantidad de fumadores a nivel mundial se mantendría en más de mil millones durante los próximos cinco años, el organismo de salud de la ONU no estaba haciendo nada para cambiar su ineficaz política prohibicionista.

“Esta proyección debería haber hecho que la OMS se diera cuenta de que los enfoques actuales no están funcionando”, dijo Chowdhery, quien también es presidente de la Red Internacional de Organizaciones de Consumidores de Nicotina (INNCO). Añadió que la OMS sigue ignorando la estrategia de reducción del daño por tabaco o el uso de alternativas libres de humo menos dañinas como los cigarrillos electrónicos, los productos de tabaco que no se queman y el snus. Esto debido a su política prohibicionista sostenida por los intereses y las influencias de personas como el multimillonario estadounidense Michael Bloomberg.

Clive Bates, uno de los más reconocidos defensores de las iniciativas de Reducción de Daños por Tabaquismo y exdirector de la Acción sobre el Tabaquismo y la Salud del Reino Unido (ASH), en su ponencia titulada “¿Quién es la OMS?”, dijo que la política prohibicionista de la OMS estaba dirigida particularmente a los productos innovadores de nicotina.

“La OMS y las partes del Convenio Marco para el Control del Tabaco y muchas de las organizaciones no gubernamentales involucradas han adoptado un enfoque prohibicionista. Constantemente vemos a la OMS presionando la prohibición, no la prohibición de los cigarros peligrosos que causan todos estos problemas de salud, sino la prohibición de alternativas menos dañinas como vapear, productos de tabaco sin humo, productos de tabaco calentados y cualquier cosa nueva o novedosa”, dijo Bates.

“Lo que hace la prohibición es brindar protección al comercio de cigarros. Favorece el mercado negro y va en contra de la regulación sensata de los productos que está tratando de prohibir. Le impide regular los cigarrillos electrónicos, el tabaco sin humo y las bolsas de nicotina de manera adecuada”. Además dijo: “Creen que prohibir algo resuelve el problema. Lo que realmente están haciendo es prohibir la opción más segura, no avanzar hacia una meta libre de tabaco”.

El exdirector de ASH dijo que la OMS también está permitiendo que influyan en su política de control del tabaco los intereses creados de las compañías tabacaleras controladas por Estados miembros del Convenio Marco de Control de Tabaco, fundaciones benéficas establecidas por multimillonarios y organizaciones no gubernamentales bien financiadas.

Bates identificó particularmente al multimillonario estadounidense y exaspirante a la presidencia Michael Bloomberg como quien “puso millones y millones de dólares en el sistema, financiando a la OMS y las redes de organizaciones no gubernamentales para prohibir los productos de vapeo”. 

“Él entra con un gran interés personal, pero, cargado con miles de millones de dólares y una agresiva campaña de marketing basada en la salud pública, intenta prohibir el vapeo. La OMS y muchas organizaciones intermediarias están tomando dinero de un prohibicionista. “No se dan cuenta del conflicto de intereses que es. Es un conflicto de intereses gigante que distorsiona masivamente el debate sobre el futuro de la política de tabaco y nicotina”, dijo Bates. “El dinero de Bloomberg ha creado una red gigante de sociedades civiles falsas que son esencialmente organizaciones fachada para un hombre que tiene ideas muy sólidas sobre qué hacer con la política del tabaco. Es un multimillonario de servicios financieros que no sabe nada sobre el tema de la política de control del tabaco”.

“Ya hemos visto ejemplos en todo el mundo de que las mayores disminuciones en el consumo de cigarrillos se producen en países que tienen alternativas disponibles”.

¿Y qué proponen?

Los grupos de consumidores pidieron a los gobiernos de la región de Asia y el Pacífico que, en lugar de la OMS, crearan una legislación sensata para la Reducción del Daño por Tabaco y eliminaran los grupos de interés profundamente arraigados, que a menudo operan dentro de los propios gobiernos. Dijeron que muchas naciones asiáticas signatarias del Convenio Marco de Control de Tabaco poseen sus propias industrias de fabricación de cigarrillos, que generan importantes ganancias e impuestos. 

Nancy Loucas, coordinadora ejecutiva de CAPHRA y quien estuvo presente en el panel, también pidió a los responsables de la formulación de políticas y a las autoridades sanitarias que analicen la evidencia científica que muestra que los productos de nicotina libres de humo son mucho más seguros que los cigarrillos combustibles y, de hecho, han ayudado a millones a dejar de fumar.

“Como defensores de los consumidores, luchamos por el derecho a que los responsables de las políticas de salud pública y el gobierno escuchen, reconozcan y utilicen los hechos, la ciencia y la verdad. Es una batalla cuesta arriba, pero seguimos haciéndolo porque sabemos que estamos peleando la buena batalla. Los defensores de los consumidores luchan por el derecho de millones de fumadores adultos en Asia Pacífico a tener la opción de usar productos de nicotina más seguros”, dijo Loucas.

También afirmó que Nueva Zelanda tiene la oportunidad de convertirse en el primer país de la región con un marco regulatorio para el vapeo y otros productos libres de humo. “Probablemente tengamos el primer marco regulatorio adecuado en la región y sabemos que tenemos que hacerlo bien porque será el precedente en la región”, dijo.  

David Sweanor, presidente del comité asesor del Centro de Leyes, Políticas y Ética de la Salud de la Universidad de Ottawa, dijo que la reducción de daños por tabaco ha demostrado su eficacia para reducir la incidencia del tabaquismo en varios países. Según él, “ya hemos visto ejemplos en todo el mundo de que las mayores disminuciones en el consumo de cigarrillos se producen en países que tienen alternativas disponibles”.

Ver el webinar: https://www.youtube.com/watch?v=KPE4FXpL8E0


Este artículo lo produjo el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here