Los pacientes con EPOC se benefician de vapear

Los pacientes con EPOC que pasan de fumar a vapear ven beneficios a largo plazo
Foto: Adobe Stock

Los investigadores del Centro de Excelencia para la Aceleración de la Reducción de Daños (CoEHAR) en Catania, Italia, acaban de publicar un estudio pionero: muestra que los fumadores con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que cambiaron a vapeo redujeron sus brotes anuales en aproximadamente un 50 por ciento, mejoraron significativamente su salud cardiorrespiratoria y aumentaron tanto su capacidad para hacer ejercicio como su calidad de vida.

El estudio, dirigido por el Dr. Riccardo Polosa, fundador de CoEHAR, es de vital importancia porque la EPOC, a la que el enfisema y la bronquitis crónica suelen contribuir, es devastadora. Dificulta la respiración y causa síntomas como sibilancias, fatiga, falta de aire y tos crónica. Muchos pacientes terminan con oxigenoterapia portátil a largo plazo a medida que los síntomas empeoran. Fumar tabaco es la principal causa de EPOC y casi 15,7 millones de estadounidenses han sido diagnosticados con la enfermedad.

¿Cómo fue el estudio?

El estudio recopiló datos completos de 39 participantes durante un período de cinco años. Hubo 19 en el grupo de control de fumadores con EPOC y 20 en el grupo de usuarios de cigarrillos electrónicos con EPOC. El grupo de vapeo utilizó una variedad de cigarrillos electrónicos, y un número significativo cambió de cigarrillos electrónicos recargables básicos a dispositivos más avanzados durante el período de estudio.

La distancia de caminata de seis minutos (6MWD) es una forma de evaluar la capacidad de los pacientes para realizar actividades diarias. A los cinco años de la línea de base, la 6MWD mejoró en una mediana de 66,5 metros en los usuarios de cigarrillos electrónicos, mientras que aumentó en una mediana de solo 20 metros en el grupo de control de fumadores.

El estudio también informó “mejoras significativas y constantes en la función pulmonar [y] puntuaciones CAT” (un cuestionario de salud utilizado para pacientes con EPOC) en el grupo de vapeo en comparación con el grupo de control durante los cinco años.

“Los cigarrillos electrónicos pueden ser un gran remedio para la EPOC y esto es importante para los médicos, los pacientes y sus cuidadores”

Otro hallazgo importante es que solo cuatro vapeadores, o el 16,7 por ciento de los de la cohorte más grande del estudio inicial, volvieron a fumar cigarrillos durante la duración del estudio (los datos de estos cuatro individuos se excluyeron de los hallazgos del grupo de solo vapeo). Esto indica que vapear la nicotina es una poderosa herramienta de prevención que contribuye a la abstinencia de fumar a largo plazo.

También se documentaron las intensidades de los e-líquidos de nicotina de los vapers. La mayoría comenzó con e-líquidos de nicotina con una concentración de 12-18 mg/ml (media/alta) y luego se redujo gradualmente con el tiempo. En el seguimiento de cinco años, solo dos de cada 20 vapeadores seguían usando una concentración de nicotina media/alta; los otros consumían de 3 a 9 mg/ml, una baja concentración de nicotina.

Este es un resultado notable en un grupo de exfumadores que eran altamente dependientes de la nicotina. Si bien la nicotina en sí no contribuye a la EPOC y las personas deberían poder seguir vapeando con la potencia que necesiten, esto sugiere que vapear puede ayudar a las personas a reducir la cantidad de nicotina que usan si así lo desean.

Resultados esperanzadores

“El hallazgo más importante del estudio es que los pacientes con EPOC pueden abstenerse de fumar cigarrillos por tiempo indefinido si se dispone de una sustitución adecuada”, dijo el Dr. Polosa. “Los cigarrillos electrónicos pueden ser un gran remedio para la EPOC y esto es importante para los médicos, los pacientes y sus cuidadores. El estudio confirma que la “reversión del daño” se puede lograr y que se puede mantener durante años. Le estamos diciendo al mundo que se pueden obtener beneficios sustanciales para la salud al sustituir cigarrillos de tabaco mortales por los productos de vapeo”.

“Este estudio es muy informativo debido a su diseño prospectivo, la inclusión de un grupo de control, el seguimiento a largo plazo y, lo que es más importante, su enfoque en los fumadores mayores”, dijo la Dra. Annie Kleykamp, experta en reducción del daño del tabaco e investigadora asociada y profesora de anestesiología y medicina perioperatoria en la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Rochester. “Los participantes tenían en promedio unos 65 años. Este estudio respalda la idea de que los fumadores mayores que cambian a los cigarrillos electrónicos pueden mejorar su salud y potencialmente ralentizar los efectos de la EPOC. Idealmente, se completarán estudios de muestras más grandes que reproduzcan estos hallazgos”.

“Mi experiencia clínica me dice que, sorprendentemente, la mayoría de los fumadores con EPOC no tienen una buena razón para dejar de fumar”

Los fumadores con EPOC no han respondido bien a los programas para dejar de fumar. Esta incapacidad para detenerse ha confundido a los investigadores porque la enfermedad cambia profundamente la vida y conduce a una muerte prematura.

“Mi experiencia clínica me dice que, sorprendentemente, la mayoría de los fumadores con EPOC no tienen una buena razón para dejar de fumar”, dijo Polosa. “A su edad y con su condición debilitante, no tienen mucho que esperar más que un buen cigarrillo. Son muy conscientes de que fumar cigarrillos es malo para su EPOC, pero el consuelo de fumar parece ser mucho mayor que cualquier beneficio para la salud de dejar de fumar”.

Esta es una mentalidad trágica. Pero una serie de factores poderosos se combinan para dificultar el dejar de fumar. Los fumadores con EPOC dependen en gran medida de los efectos positivos de la nicotina. Además, el estigma generalizado conduce a la vergüenza y a una espiral descendente de desesperanza e impotencia.

Las Terapias de Reemplazo de Nicotina (TRN) como el parche, el chicle y el inhalador tienen poco atractivo porque no proporcionan suficiente nicotina y su absorción es demasiado lenta. Lo más importante es que estos productos no replican los rituales de fumar como lo hace el vapeo. Los medicamentos para dejar de fumar (bupropión y vareniclina) tienen efectos secundarios graves, incluidos pensamientos suicidas, y pueden interactuar de forma peligrosa con otras drogas, en particular el alcohol. Los adultos mayores son más susceptibles a los efectos secundarios adversos. Las TRN convencionales y dejarse “de golpe” han fallado a este grupo vulnerable de fumadores, y no al revés.

Los adultos mayores que experimentan enfermedades relacionadas con el tabaquismo han sido olvidados por el pánico en torno al vapeo adolescente y las guerras de sabores, como Annie Kleykamp describió para Filter. “Es un grupo de edad que rara vez se aborda en la política del tabaco o en las campañas de salud pública”, anotó. “Es frustrante dados los beneficios que podrían obtener si pudiéramos tomar parte de la atención que nos centramos en los jóvenes y pasarla al otro extremo del espectro de edades”.

Reducir el consumo o dejar de fumar a cualquier edad es beneficioso para la salud. No podemos renunciar a los adultos mayores con enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Este nuevo estudio demuestra claramente que el vapeo hace posible que los fumadores más empedernidos con problemas de salud graves mejoren su salud y calidad de vida. Los proveedores de atención médica, como mejor práctica, deben recomendar que los fumadores mayores con EPOC pasen al vapeo.


Publicación original: https://filtermag.org/copd-smoking-vaping/

Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here