Prohibiciones y regulaciones afectan las tiendas de Estados Unidos

Prohibiciones y regulaciones afectan las tiendas de Estados Unidos
Foto: Rolling Stone

En Estados Unidos las ventas de vaporizadores de nicotina siguen aumentando en las tiendas de conveniencia y no especializadas, a pesar de las sobrerregulaciones –federales y estatales– y la competencia de otros segmentos. Sin embargo, también hay evidencia de que muchas personas han vuelto a fumar en los últimos meses.

Desde hace tiempo los productos de vapeo se enfrentan a la sobrerregulación, y Estados Unidos no es la excepción. Además de los desafíos regulatorios y de la crisis provocada por la pandemia, otros factores se han sumado para crear un contexto que pone en evidencia la negligencia de agencias gubernamentales y de organizaciones no gubernamentales. Estas promueven el alarmismo, sin base ni fundamento, en contra de este método de reducción de daños por tabaquismo. Y es precisamente este contexto el que ha empujado a algunos vapeadores a volver a los productos de tabaco combustibles.

Aún así, la demanda por productos de vapeo sigue creciendo. El valor de las ventas de vaporizadores de nicotina en las tiendas de conveniencia en Estados Unidos ha aumentado 6,8% durante el último año. Igualmente, según el IRI (empresa dedicada al análisis de datos de ventas al detal y el consumidor), las ventas de unidades aumentaron un 15,6% durante el mismo período, con una caída de precio promedio de 1,13 dólares por unidad.

Los obstáculos abundan

Pero el problema regulatorio está empeorando. El 28 de agosto el gobernador de California, Gavin Newsom, promulgó el proyecto de ley 793 sobre la prohibición de sabores en productos de vapeo. Chicago aprobó una prohibición de sabores para vaporizadores el 9 de septiembre, y patrocinadores de una iniciativa prohibicionista del Estado de Illinois que se estancó el año pasado dijeron que planean volver a intentarlo en 2021. 

Las prohibiciones municipales y estatales no son nada nuevo para los fabricantes y minoristas de vaporizadores. Y hasta que las pautas federales establezcan un estándar para todas las jurisdicciones, esas restricciones locales seguirán molestando a los operadores de las tiendas. 

Mark Lapierre, director de gestión de categorías para las 55 tiendas Stop & Go e In & Out en el noroeste de Ohio, ya nota los obstáculos causados por la regulación de la ciudad. Al igual que en otros municipios, los siguientes afectados podrían ser los cigarrillos electrónicos y los productos de vapeo. “Tenemos la prohibición del mentol en los límites de la ciudad de Toledo, lo cual es difícil para nosotros. Creo que seguirá la táctica normal, pero ciertamente espero que haya suficientes juicios que lo aplasten”, dijo Lapierre.

Futuro incierto

Hay más prohibiciones en el horizonte. Según Greg Conley, presidente de la American Vaping Association (Asociación Estadounidense de Vapeo), dice: “Hay aumentos de impuestos en las boletas de votación de Colorado y Oregon que probablemente se aprobarán. Vamos a ver aumentos en los impuestos al ‘tabaco’ en muchos estados, al menos este año, debido a la COVID. Las arcas del Estado, estados que empezaron sin una gran cantidad de dinero en reserva, van a estar sufriendo”.

Ese déficit de ingresos puede frenar los intentos estatales de prohibir los sabores en el vapeo, agregó Conley, porque los legisladores estatales estarán muy concentrados en llenar las arcas del gobierno. Ese sentimiento también podría desarrollarse hasta 2021.

La pandemia también generó temores de que los consumidores de productos de vapeo volvieran a los productos de tabaco, a los cigarrillos tradicionales. Y ha habido evidencia de que ese escenario se está desarrollando en las tiendas de conveniencia. “No creo que las ventas de vaporizadores hayan caído necesariamente”, dijo Lapierre. “Pero lo que estamos viendo en el resto del país, en las noticias, es que mucha gente volvió a los combustibles”.

Viendo California

En relación con la prohibición en California, que ocurriría el 1 de enero de 2021, Greg Conley dijo que los minoristas no deberían contener la respiración. La Coalición por la Equidad de California presentó documentos para comenzar el proceso para poner la prohibición en la boleta de votación. Si el grupo recolecta las casi 625.000 firmas válidas necesarias, la prohibición estaría en pausa hasta que los votantes intervengan. Eso podría demorar hasta 2022.

Si bien esta puede ser una buena noticia para los operadores de tiendas de conveniencia y otros vendedores de productos de vapeo al por menor, el espectro de la regulación municipal es una presencia constante. “Así que son dos años más para que los californianos puedan acceder a los sabores”, dijo Conley. “Pero la mala noticia es que los gobiernos locales de California probablemente ya tengan un 30%, si no más, del estado viviendo bajo prohibiciones de sabor en este momento”.


Publicación original: https://cstoredecisions.com/2020/10/07/vape-steams-ahead/

Este artículo lo tradujo y adaptó al español el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here