Fundación Irlandesa del Corazón promueve impuestos al vapeo

Fundación Irlandesa del Corazón prefiere impuestos al vapeo que restringir la edad
Foto:Adobe Stock

La Fundación Irlandesa del Corazón pasa por alto las sugerencias de expertos y promueve un nuevo impuesto para los consumidores de cigarrillos electrónicos.

Contrariando la sugerencia de expertos en políticas de salud, comerciantes y consumidores, la Fundación Irlandesa del Corazón (IHF por sus siglas en inglés) decidió promover un impuesto a los fumadores que escogen un método efectivo de cesación tabáquica y mucho menos nocivo que el cigarro de combustión. Esto en vez de incentivar al gobierno a enfocarse en la prevención del uso en menores de edad por medio de la restricción de venta de estos dispositivos.  

Utilizando argumentos falaces, y con la excusa de proteger a los menores de edad de acceder al vapeo, la IHF pide al gobierno implementar un impuesto sobre los cigarrillos electrónicos de 6 centavos por ml en el próximo presupuesto. Por otra parte, no propone introducir una legislación que impida la venta a menores de 18 años. Esta decisión podría impactar en la capacidad de compra de consumidores adultos y alejar a muchos fumadores de este método de reducción de daños.

De acuerdo con ETHRA (Alianza Europea de Asociaciones de Reducción de Daños por Tabaquismo), actualmente los productos de vapeo son utilizados por más de 200.000 personas en Irlanda y han llevado al país a niveles históricamente bajos de tabaquismo. 

Figura 1 Encuesta sobre Irlanda saludable 2019
Figura 2 Encuesta sobre Irlanda saludable 2019

Reacciones a la decisión de la IHF

New Nicotine Alliance Ireland (NNAI), una organización benéfica registrada e independiente dirigida por los consumidores para la reducción del daño causado por el tabaco, emitió un comunicado de prensa en respuesta a la propuesta de la IHF de gravar los líquidos para vaporizadores de nicotina. La New Nicotine Alliance Ireland está consternada por este llamado para aumentar el costo de dejar de fumar: 

“Los cigarrillos electrónicos deben tener un precio fuera del alcance de compra de niños y adolescentes, pero seguir siendo asequibles para los adultos que los usan como un dispositivo para dejar de fumar. Nos parece extraño que la IHF no requiera una prohibición de ventas a menores de 18 años primero. Algo que la NNAI ha pedido y cree que debería ser una prioridad”.

El director de la Irish Heart Foundation, Chris Macey, afirma que “la evidencia mostró que los aumentos de impuestos sobre los cigarrillos electrónicos fueron efectivos para reducir el uso de los jóvenes”. Pero agregó que la IHF no quería que estos aumentos fueran de una magnitud que pudiera empujar a los fumadores tratando de dejar de fumar de vuelta a los cigarrillos. 

Es interesante que la IHF reconozca el efecto del impuesto sobre las tasas de tabaquismo entre los adultos, pero no se dé cuenta de que la tasa del 10% propuesta es exactamente el umbral donde aumenta el tabaquismo. Según modelos estáticos, cada aumento del 10% en los precios de los cigarrillos electrónicos se asocia con una caída en las ventas de cigarrillos electrónicos de aproximadamente un 8,2%. Para ser claros, esto no es solo una caída de las ventas de cigarrillos electrónicos, es que muchos fumadores vuelven a consumir cigarrillos combustibles. El mismo aumento del 10% en los precios de los cigarrillos electrónicos provocó que las ventas de cigarrillos tradicionales aumentaran un 11%.

“La tasa de tabaquismo entre los jóvenes de 15 a 16 años se ha reducido del 41% al 12% en un período de 20 años. No podemos renunciar a estos beneficios de salud obtenidos con tanto esfuerzo permitiendo que una nueva generación de niños se vuelva adicta a la nicotina a través de una industria de cigarrillos electrónicos que está controlada en gran medida por las grandes tabacaleras”, agregó Macey.

Esto es realmente incorrecto: la mayoría de los cigarrillos electrónicos son productos de pequeñas y medianas industrias independientes. El señor Macey parece basar su opinión en las ventas de tiendas de conveniencia de EE.UU. y no entender que a los adultos les gustan los sabores tanto como a cualquiera.

Además, el comunicado de la NNAI informa que menos del 1% de los adolescentes son usuarios habituales de cigarrillos electrónicos, mientras que el 12% son fumadores habituales. Lo que representa una tasa históricamente baja de fumadores adolescentes y ha sucedido mientras que los cigarrillos electrónicos están fácilmente disponibles y son asequibles. 

¿Cuál es el objetivo?

“La IHF debe considerar las consecuencias de restringir el reductor más eficaz de las tasas de tabaquismo y preguntarse cuál es la relación calidad-precio. Para ayudar a los fumadores a dejar de fumar, incluidos los medicamentos, los servicios para dejar de fumar, la línea nacional para dejar de fumar y las campañas en los medios de comunicación representan un costo que asciende actualmente de 11,8 millones de euros hasta 50 millones de euros al año”. 

Estos productos tienen una tasa de fracaso del 90%. Los cigarrillos electrónicos han reducido la tasa de tabaquismo a mínimos históricos sin costo para el contribuyente y con una devolución al fisco del 21% de IVA.

La tasa de tabaquismo, que era de 23% en 2015, cayó un 6% en 2016 en gran parte gracias al vapeo. Este fue el método usado por el 38% de todos los que lograron dejar de fumar. Los métodos de cesación tabáquica propuestos por el señor Macey, todos provenientes de las poderosas industrias farmacéuticas, produjo solo el 15% de los intentos exitosos para dejar de fumar, según la encuesta Healthy Ireland.


Este artículo lo produjo el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here