¿Cuál fue el primer tanque Sub-Ohm del mercado?

Imagen: Vaping Today

A finales de 2014, el Aspire Atlantis llegó revolucionando el mundo del vapeo abriendo una nueva etapa de desarrollo. Para los usuarios, que aún estaban acostumbrados a utilizar resistencias de más de 1 Ohm, este tanque abrió las puertas a una nueva categoría en el uso de los vaporizadores. Mediante la utilización de coils mejoradas, de forma vertical, deleitó a los usuarios con una mayor cantidad de sabor y vapor al cambiarse a este sub-ohm de 2ml de capacidad.

En ese entonces muchos de los vaperos utilizaban los famosos “Ego” y “CE4”. Pero la llegada de este nuevo tanque modificó no sólo el ohmiaje; con un nuevo sistema de llenado inferior y con entradas de aire consideradas en ese instante como “masivas” cambió el tipo de calada de “boca a pulmón” a “directa a pulmón”.

Este revolucionario tanque comercial produjo un antes y un después en el vapeo mundial. Además a los usuarios pudieron subir con seguridad los watts hasta un recomendado 20w a 30w. Aunque algunos osados documentaron llevarlo a 35 watts sin problemas. 

Otro cambio en la industria, generado por este tanque, fue la cantidad de líquidos consumidos y la concentración que requerían los usuarios. Las nuevas características del producto hacían que su economía fuera mucho menor, pero con menores niveles de nicotina. El Atlantis seguía siendo, en teoría, un claromizador. Pero quedó para siempre en la mente de los vaperos como el primer tanque Sub Ohm del mercado masivo, con una resistencia comercial de 0.5 ohmios y un fuerte apetito por Watts y líquido.


Este artículo lo produjo el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here