Las alternativas de consumo de nicotina más seguras son urgentes en países de ingresos más bajos

El acceso a productos de nicotina más seguros en los países de ingresos bajos y medianos es más vital que nunca
Foto: Adobe Stock

El 80% de los fumadores vive en países de ingresos bajos y medianos y no tienen acceso a productos de nicotina más seguros. Esto causa más dolor y sufrimiento, enfermedades prolongadas y muertes evitables en países con graves problemas sociales. 

Los profesionales de la salud y los encargados de formular políticas en África se enfrentan a un aumento de las tasas de tabaquismo. A pesar de algunos esfuerzos de los gobiernos africanos para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la reducción del tabaquismo ha sido la más difícil de lograr. Aunque la tasa de prevalencia en África hoy es solo del 14% (baja en comparación con América del Norte (23%) y el Mediterráneo Oriental (31%)), ¡su crecimiento es el más alto del planeta!

El consumo de cigarrillos en África aumentó en un 52% entre 1980 y 2016. Pasó de ser de 164 mil millones de cigarrillos a 250 mil millones de cigarrillos.

Hoy en día, África alberga algunos de los países más fumadores del planeta. Se estima que Túnez consume alrededor de 1.628 cigarrillos por adulto al año. O, lo que es lo mismo, se fuman alrededor de 4,4 cigarros por cada persona mayor de 18 años. Egipto y Libia le siguen en segundo y tercer lugar respectivamente. Igualmente, según una encuesta de Lancet, Mozambique ha experimentado un crecimiento del 220% en el consumo de cigarrillos durante los últimos 16 años. En Lesoto también ha habido un aumento significativo en el porcentaje de la población que consume tabaco: pasó del 15% en 2004 al 54% en 2015.

Signos de desigualdad

Las disparidades significativas en los resultados de salud en todo el mundo se deben al acceso desigual a los productos de salud esenciales.

Las tasas de tabaquismo han disminuido a niveles históricamente bajos en los países de ingresos altos, lo que puede atribuirse a una regulación favorable cuando se trata de alternativas más seguras de consumo de nicotina. Los estudios han descubierto que, en la mayoría de los países de ingresos altos, el motor principal de la reducción de las tasas de tabaquismo ha sido la disponibilidad de asistencia para dejar de fumar para quienes desean hacerlo. La demanda de cigarrillos convencionales ha caído como resultado de que los fumadores cambiaron a productos de nicotina menos dañinos, como snus, bolsas de nicotina, productos para calentar tabaco y cigarrillos electrónicos.

Para promover la salud de la población actual las políticas deben proteger a los jóvenes sin impedir que las alternativas más seguras a la nicotina ayuden a los fumadores adultos a dejar de fumar cigarrillos.

La importancia de la reducción de daños

Los enfoques de reducción del daño del tabaco funcionan sobre la premisa de que la mitigación de las conductas de riesgo es un medio para lograr los objetivos de salud pública. Son mecanismos pragmáticos frente a las consecuencias de estos comportamientos. Se centran en objetivos alcanzables a corto plazo en lugar de ideales a largo plazo, y brindan opciones distintas de la abstinencia para disminuir el daño en relación con el comportamiento riesgoso.

La mayoría de los países africanos han ratificado el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), un tratado basado en pruebas que reafirma el derecho de todas las personas al más alto nivel de salud. Si bien ha tenido cierto éxito en su ejecución, esta legislación internacional se concentra en métodos para el control del tabaco que no están relacionados con la salud. Entre ellos hay medidas de precios e impuestos para reducir la demanda, estrategias para reducir el contrabando, leyes de aire interior y límites a la publicidad del tabaco, pero no se establecen estrategias claras para dejar de fumar y reducir los daños.

En África el consumo de tabaco todavía está dentro del “debate moral”. Esto hace que la promoción de las necesidades de las personas que fuman en el continente sea una tarea ardua. Algunos sectores de la sociedad creen que las personas que fuman son moralmente débiles o merecen ser castigadas. Esta es la razón por la que la supuesta “guerra contra el tabaquismo” se considera aceptable y fácil de implementar en muchas partes de África.

El deber de los dirigentes

Pero cuando se trata de establecer políticas los gobiernos deben, en la medida de lo posible, actuar con imparcialidad y tratar de evitar ser influenciados indebidamente por cualquier grupo. Esto llega al corazón del “buen gobierno”.

Alcanzar este ideal es otro asunto. El desafío es lograr una participación adecuada, transparencia, equidad, etc., al tiempo que se garantiza que los grupos particulares que podrían beneficiarse o resultar perjudicados por una política en particular no puedan impulsar una agenda que sea contraria a los intereses más amplios de la sociedad.

Los profesionales de la salud también tienen el deber de abogar por medidas basadas en evidencia como parte de la calidad y la equidad.

El potencial de los productos de nicotina más seguros para reducir el daño a la salud causado por el tabaco es muy grande, y estos productos podrían estar entre las innovaciones sanitarias más importantes del siglo XXI. Podrían incluso salvar cientos de miles de vidas en África.

Es imperativo que los países de África adopten rápidamente un enfoque sistemático de salud pública para implementar los programas de reducción de daños causados por el tabaco a gran escala, de gran volumen y bajo umbral para mitigar las crecientes muertes por fumar cigarrillos en el continente. Es posible que los responsables de la formulación de políticas no sepan que la reducción del daño del tabaco tiene grandes beneficios, tanto económicos como para la salud. Esta falta de información, a su vez, dificulta la reducción de la prevalencia del tabaquismo en la región.

Publicación original:Access to safer nicotine products in low and middle income countries more vital than ever

Autor: Joseph Magero


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here